Artritis Reumatoidea.
¿De qué se trata?

Es una enfermedad inflamatoria de origen autoinmune (inflamación y destrucción de tejidos por anticuerpos propios). Un padecimiento crónico incapacitante, que afecta las articulaciones y a otros órganos del cuerpo como la piel, ojos, corazón, sistema nervioso, pulmones, sangre y aparato músculo-esquelético.

¿Cuáles son sus síntomas?
La enfermedad suele producir daños en las estructuras articulares como cartílagos, huesos, tendones y ligamentos, por lo que causa dolor y rigidez articular, que va afectando progresivamente la movilidad de las personas afectadas.

¿Cuál son sus factores determinantes?
El principal factor de riesgo para la artritis es la predisposición genética, que llega a aumentar hasta un 70% la posibilidad de desarrollarla. Las mujeres son más proclives a padecer artritis, aunque los hombres no están exentos de padecerla. También se ha estimado que la obesidad y el tabaquismo pueden colaborar con el desarrollo de esta enfermedad.

¿Cómo podemos ayudar?
Esta enfermedad impacta en múltiples aspectos de la vida. Por eso es importante conocer qué situaciones atraviesan quienes la padecen, para poder brindarles soporte y contención. El dolor y la rigidez que experimentan los pacientes con artritis suele empeorar por la mañana o luego de un período de reposo, por lo que puede ser que el momento de levantarse a la mañana y salir a trabajar, no les resulte tan sencillo. Con frecuencia, las personas con artritis tienen síntomas parecidos a los de la gripe: pérdida de apetito, fatiga crónica y dolor. Tienen buenos y malos días a causa de la enfermedad. Brindarles comprensión y contención, puede ayudar a aliviar el estrés y la presión que estos malestares les generan.

Alzheimer



RNOS N° 402202 | RNEMP N° 1251
Obra Social de Personal de Dirección
POLITICA DE PRIVACIDAD - Registro N° 363, Ley 25.326

Obra Social MITA ©2016 | Todos los derechos reservados