Protegete del sol y el calor



La exposición excesiva al sol puede producir envejecimiento de la piel, cataratas y cáncer de piel. Es fundamental saber cómo cuidarnos, te dejamos algunas recomendaciones:

Evitá la exposición entre las 10 hs y las 16 hs, buscá preferentemente la sombra los espacios ventilados.

Usá protector solar con factor de 30 o más. Renovalo cada 2 horas y después de salir del mar o la pileta.

Los bebés menores de 1 año no deben recibir el sol directo. Desde los 6 meses en adelante deben usar protector solar (FPS 50 o mayor), renovado cada 2 horas y al salir del agua.

Si háces actividad física, que sea durante las horas de menos calor, con ropa liviana y clara. Cubrite la cabeza con un gorro o un pañuelo. Llevá siempre una botella de agua para hidratarte antes, durante y después del ejercicio.

GRUPOS DE RIESGO
Hay grupos que potencialmente pueden resultar más afectados: las mujeres embarazadas; los bebés y niños pequeños; las personas mayores de 65 años; y quienes padecen enfermedades crónicas como, por ejemplo, afecciones respiratorias o cardíacas, hipertensión arterial, obesidad y/o diabetes.

Disfrutemos del sol y el verano con una protección adecuada para toda la familia. ¡Seamosresponsables de nuestra salud!